Nuestra empresa permanecerá cerrada desde el 14 de agosto hasta el 3 de septiembre.
Los pedidos recibidos en este periodo se entregarán a partir del día 4 de septiembre.

Fleje 5 products

Mostrando 1 - 5 de 5 items

Mostrando 1 - 5 de 5 items

Fleje de polipropileno

El flejado se utiliza principalmente para amarrar cargas a los palets inestables o pesados, o para cerrar las cajas que posteriormente serán transportadas. Se utiliza mucho en industrias como las de la madera, el transporte o la juguetera.

El flejado manual mediante propileno se utiliza para flejar palets, maquinaria o cajas grandes. Con flejadoras manuales o de batería.

Para grandes producciones, es recomendable utilizar máquinas flejadoras semiautomáticas o automáticas de arco.

Es posible elegir el color si se llega a un pedido mínimo. 

El flejado

El acero galvanizado es sometido a un recubrimiento de zinc, con lo cual la resistencia a la corrosión aumenta considerablemente. Esta característica del flejado ha hecho que los flejes de polipropileno sean indispensables en algunas aplicaciones específicas gracias a su capacidad de sujeción, especialmente indicado para aplicar sobre todo tipo de embalajes.

En Retráctil y Embalaje Pablo ofertamos varios anchos y espesores, tanto para el flejado manual como el desarrollado mediante las máquinas flejadoras.

Fleje de acero

Si necesitas flejar con acero, en Retráctil y Embalaje Pablo encontrarás fleje de diferentes medidas y grosores. Recubierto con pintura para que ofrezcan una mayor resistencia a la corrosión y para mejorar la presentación. En acabado pavonado, pintado, zincado, galvanizado. Presentado en listón, jumbo u oscilado.

La cantidad mínima del pedido es de 1 palet de aproximadamente 700 Kg.

Consulta medidas y precios sin ningún compromiso.

Fleje de poliéster

El poliéster se ha convertido en la alternativa perfecta al acero. Este material tiene una resistencia de aprox. 55 Kg./mm2 y una elasticidad de un 13 % , siendo adecuado especialmente para cargas que tengan que soportar una gran presión.

Frente al acero, el poliéster resulta idóneo para la industria del cartón ondulado o envases de bebidas. También puede tener aplicaciones más complejas, como en la industria del acero o las balas de fibra; así como usos en el ámbito de la construcción, madereras, papel y artes gráficas, fundiciones, laboratorios, automóvil, etc.